Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  59 minutos

Coordenadas 3120

Fecha de subida 16 de enero de 2014

Fecha de realización enero 2014

-
-
990 m
853 m
0
1,4
2,8
5,54 km

Vista 1917 veces, descargada 72 veces

cerca de Puerto de Béjar, Castilla y León (España)

DIFICULTAD TÉCNICA: Baja-media

DIFICULTAD FÍSICA: Baja

POSIBILIDAD DE AGUA: En la gasolinera a mitad de recorrido y fuentes que hay más adelante.

CICLABILIDAD: 80%

ÉPOCA DEL AÑO RECOMENDADA: Otoño, verano y primavera.

La Ruta de los Castaños tiene su inicio y fin de recorrido en El Puerto de Béjar, bella localidad limítrofe entre las provincias de Cáceres y Salamanca, a una altitud de 875 y dista unos 80 kilómetros de la capital salmantina y unos 120 de la cacereña.
Partimos de la plaza de San José Gregorio dirección a La Garganta por la carretera. Después de un fuerte ascenso por carretera de unos 400 metros llegamos a los depósitos de agua del pueblo, donde más adelante veremos un panel informativo de inicio de ruta. En este punto podemos ver que salen dos PR, la Ruta de los castaños, y la Ruta de Mazagatos.
Nada más comenzar el camino pasaremos por una pequeña finca de perros....aunque están atados es mejor tomar precauciones. Este sendero es precioso a la vez que difícil en épocas de lluvias, no solo por las hojas caidas del impenetrable bosque de castaños y robles, que entre las hojas y las piedras mojadas hacen de este camino una pista de patinaje. También tenemos que tener en cuenta los riachuelillos que se forman por la bajada del agua de lluvias.
Una vez llegamos a la carretera (N-630) giraremos a la derecha y continuaremos durante unos metros hasta coger el desvío a la izquierda en Casa Adriano. Estos cuantos cientos de metros tenemos el privilegio de andar sobre la actual Vía de la Plata, aquella que hace miles de años utilizaron nuestros antepasados romanos para movilizarse desde Mérida a Astorga.
Una vez llegamos a un miliario reformado giraremos a la derecha, dejando así en este punto la Vía de la Plata para realizar nuestro último ascenso al pueblo.
En esta última parte hay un par de cruces de carretera, así que extremar precaución si hacemos la ruta con niños.

En resumen podemos decir que es una ruta bastante fácil y bonita en su primera parte, la de los castaños y robles. Una época recomendada para realizar esta ruta es en otoño, pues los contrastes de colores hacen de esta ruta una ruta con encanto.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta