• Foto de Gr10 francés 15ª Estaing-Cauterets (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 15ª Estaing-Cauterets (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 15ª Estaing-Cauterets (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 15ª Estaing-Cauterets (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 15ª Estaing-Cauterets (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 15ª Estaing-Cauterets (sobre mapa)

Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  6 minutos

Coordenadas 294

Fecha de subida 7 de noviembre de 2009

Fecha de realización noviembre 2009

-
-
2.240 m
915 m
0
4,6
9,2
18,38 km

Vista 2234 veces, descargada 120 veces

cerca de Estaing, Midi-Pyrénées (France)

16 de Septiembre de 2005
15ª etapa Estaing-Cauterets
Distancia: 19 km.
Ascenso total: 1.267 m.
Descenso total: 1.429 m.
Altura máxima: 2.235 m.
Altura mínima: 1.035 m.
Valoración: 8,5
Tiempo de marcha 8 h. 15 m.

Después de un gran desayuno en la granja de las Violetas a base de miel y de mermelada de arándanos de la propia granja, Jean, Henry, Juan Antonio y yo hemos partido a las 7:45 siguiendo la carretera dirección al lago de Estaing, y desviándonos enseguida a la derecha por un sendero que rodea una finca particular y evitar el asfalto y volviendo a ella a la altura del hotel del lago, situado en el mismo lago de Estaing, un bonito lugar de descanso para los fines de semana donde la gente del valle suele subir a comer, pasear o tomar un café. Bordeando el lago por la izquierda, enseguida tomamos un sendero a la izquierda y que asciende en lazadas por un espeso bosque el Sapinière de l’Escale donde daba la sensación de ser de noche, ya que había zonas donde no entraba un rayo de sol, al llegar a una pista, la atravesamos, y llegamos enseguida a la Cabaña de Arriousec (1.400 m.) A partir de aquí dejamos el bosque y continuar por el valle a cielo abierto por la margen derecha del río, al fondo a la derecha el Grand Barbat, majestuoso. En el prado pacen las vacas y pastan los caballos y al fondo del valle las ovejas a la altura de la Cabaña de Barbat, donde hacemos una parada para recuperar, un pastor y su esposa que se encuentran en la cabaña nos hacen una demostración de cómo unos perros pastores controlan el ganado. La perra Rita se mueve al son del dueño que en el valle le grita arriba, sube, desciende a la izquierda, etc. y la perra obedece todas sus órdenes a varios cientos de metros de distancia, la voz del amo suena como una tormenta. Después de la exhibición hacemos la última parte del ascenso hasta el Col d’Ilheou. El descenso por el otro lado es por un sendero herboso, al principio suave y que se convierte en un sendero aéreo al girar a la derecha hasta el Lac d’Ilheou, una verdadera maravilla con el refugio al lado, aunque ahora permanece cerrado por obras. Hacemos una parada de una hora para comer y disfrutar del lugar pues el sitio merece la pena, aprovecho para secar algo de ropa que llevo húmeda desde ayer. El descenso nos presenta otra actuación de otro pastor con su perro, recogiendo un grupo de ovejas que se había separado del resto del rebaño. Descendemos por un sendero que atraviesa una pista varias veces cruzando un paso rocoso al que hay que prestar un poco de atención cuando la roca está húmeda. El descenso se hace largo y las nubes comienzan a subir por el valle y pronto lo cubren todo de niebla. Llegamos al Pont de Sahucs que no cruzamos, cartel que anuncia el valle de Cambasque, poco a poco vamos volviendo a la civilización, y se ven obras que están haciendo para los remontes de los deportes de invierno. Por un bosque descendemos a lazadas, entre los árboles se divisa Cauterets, final de etapa. Llegamos a una carretera que anuncia una granja vasca, casa de comidas que está situada unos 150 m. a la izquierda. Bajamos por la carretera para entrar en Cauterets, bonito lugar, muy turístico, con bastante gente por las calles y muchas tiendas de montaña y souvenirs. Hemos reservado en el gîte d’etape Le Beau Soleil, que no es nada del otro mundo, nada que ver con el de ayer, después de una buena ducha y una visita turística, Jean, Henry Juan Antonio y yo hemos tomado unas cervecitas que nos han sentado de maravilla. Cabe destacar la estación de autobuses de Cauterets, de madera, parece una estación del salvaje oeste. La cena de hoy no ha sido nada especial.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta