• Foto de GR-10 Portugal  4-San Pedro do Esteval- Maçao
  • Foto de GR-10 Portugal  4-San Pedro do Esteval- Maçao
  • Foto de GR-10 Portugal  4-San Pedro do Esteval- Maçao
  • Foto de GR-10 Portugal  4-San Pedro do Esteval- Maçao
  • Foto de GR-10 Portugal  4-San Pedro do Esteval- Maçao
  • Foto de GR-10 Portugal  4-San Pedro do Esteval- Maçao

Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  7 horas 55 minutos

Coordenadas 3964

Fecha de subida 5 de marzo de 2014

Fecha de realización febrero 2012

-
-
356 m
144 m
0
6,0
12
24,05 km

Vista 712 veces, descargada 10 veces

cerca de São Pedro do Esteval, Castelo Branco (Portugal)

Tras dormir en la gélida pensión Tavares su propietario nos lleva en coche hasta San Pedro do Esteval que es donde terminamos la caminata de ayer. Día espléndido como todos en este atípico mes de febrero.Iniciamos la etapa en descenso por la carretera, a unos 400 m nos salimos por la izquierda, por el camino del cementerio que dejamos a un lado. Estamos en zona de explotación forestal, plantan eucaliptos y cuando tienen el tamaño apropiado a talar para después volver a plantar. Un camión con pluma se autocarga con troncos.Vamos en descenso por pista de tierra que usan los camiones madereros, enseguida vemos a lo lejos el siguiente pueblo Ladeira ( hay muchos Ladeira)( foto)
El descenso acaba al llegar al rio Pracana,que cruzamos por un muy antiguo puente, al lado contrasta el nuevo km 2.( foto ) Despues subimos un corto tramo por la carretera que abandonamos por la derecha para tomar caminos de tierra,la cruzamos y pasamos al otro lado para seguir por caminos en ascenso.
Salimos otra vez a la carretera que cruzamos para atravesar el pueblo de Ladeira, si sigues a la izquierda por la carretera andas algo menos pero es agradable atravesar este limpio pueblo de la Portugal rural, ademas tiene fuente, estando allí llegó un vendedor ambulante de comestibles con su camioneta y también el panadero.
Volvemos a la carretera y pasamos junto a una planta embotelladora de agua;en un km llegamos a las Termas de Ladeira, un pequeño y nuevo edificio donde se toman las aguas termales, la temporada empieza en Semana Santa y ahora está cerrado.Hay una fuente en el exterior, un paisano llega con su ciclomotor y unas garrafas para coger agua, debe tener buenas propiedades. No es hotel.
Unos 250 m después llegamos a la pensao Tavares que es donde hemos dormido.
Enclavada en un desfiladero junto a un arroyo aun conserva la escarcha de la noche, no le da el sol todavía.
Después otros dos km,s por carretera hasta la aldea de Venda Nova, alli dejamos la carretera y atravesamos el pueblo, no se ve a casi nadie en la calle, no hay serviccios que viéramos.
Las casas cuidadas y blancas, en muchas fachadas se ve la devoción religiosa de sus habitantes, en especial a la Virgen de Fátima.
Casi 3 km,s por caminos de tierra en dirección sudoeste, sur y despues otra vez sudoeste nos llevan a una carreterilla sin tráfico,enseguida a nuestra derecha la charca de Vilar da Lapa, podemos bajar un poco y pasar a su lado o seguir por la carretera.Al poco en el km, 11 de la etapa giro a izquierda de 90º y en 250 m estamos en la aldea de Vilar da Lapa,(foto) tranquila y sin servicios pero con fuente y lugares agradables para un buen descanso.(foto)
Continuamos ya por pista de tierra y subimos un colladito al frente a la izquierda el cerro Cabeça Gorda, en su cima una curiosa estructura metálica que al parecer es una baliza de navegación aérea.
Después bajada a Vale do Grou, aldea que dejamos a nuestra derecha y que está a 3 km,s de la anterior. Seguimos por camino de tierra en suave descenso hasta bajar al rio Eiras que hay que vadear si o si. No tuvimos que descalzarnos pero con algo mas de agua sí.(hay foto)km 17 de la etapa
Después subida por pista con un bonito molino al frente,seguimos por pistas de tierra y caminos unos 3 km,s mas, entre bosque de eucaliptos y suaves colinas pero sin un metro llano.
Volvemos a salir a una carretera que tomamos a la derecha, seguimos un km y volvemos a abandonar por la derecha junto a una curva cerrada.
Un camino en ascenso y después llaneando nos deja en dos km,s en las primeras casas de Maçao.
No entramos al centro que queda a nuestra izquierda hacia el sur y nos dirigimos a nuestro alojamiento.El residencial Mansinho donde tomamos unas buenas birras con altramuces que aquí llaman "el jamon de Eusebio", hace la función de los cacaos que te ponen aquí con la cerveza.Si quieres una caña has de pedir un fino si quieres mas grande una caneca, casi como una pinta.
La etapa no ha sido dura y aún hay tiempo de visitar esta pequeña ciudad o gran pueblo. Cenamos en el mismo hotel ya que nos hicieron un buen arreglo que incluía dormir, cena y desayuno. 22 € de 2012
Enfrente había una lavandería y aprovechamos para una buena colada, nos devolvieron la ropa planchada y perfumada.Como señores.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta