• Foto de Gr10 francés 10ª  Santa Engracia-Lescum (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 10ª  Santa Engracia-Lescum (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 10ª  Santa Engracia-Lescum (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 10ª  Santa Engracia-Lescum (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 10ª  Santa Engracia-Lescum (sobre mapa)
  • Foto de Gr10 francés 10ª  Santa Engracia-Lescum (sobre mapa)

Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  7 minutos

Coordenadas 326

Fecha de subida 22 de noviembre de 2009

Fecha de realización noviembre 2009

-
-
1.918 m
581 m
0
6,5
13
25,84 km

Vista 2620 veces, descargada 116 veces

cerca de Sainte-Engrâce, Aquitaine (France)

8 de Septiembre de 2004
10ª etapa Santa Engracia-Lescum
Distancia: 28.6 km.
Ascenso total: 1.854 m.
Descenso total: 1.595 m.
Altura máxima: 1.902 m.
Altura mínima: 582 m.
Valoración: 9

Después de un buen desayuno basado en pan, mantequilla y mermelada casera acompañada de un cola cao caliente partimos de Sante Engrace. Un vistazo atrás a la magnifica iglesia que se eleva marcando las diferencias entre el resto de las edificaciones. A las 8:30 horas emprendemos el camino y después de la buena cena de anoche las sensaciones has sido mejores que en Logibar, que nos dejó un poco traspuestos, lo digo por la escasez. Continuamos la carretera que traíamos ayer, aunque enseguida nos desviamos a la derecha y a izquierda para tomar un sendero entre zarzas y donde pierdo una camiseta que llevo colgada atrás en la mochila para que se secara. Este camino nos lleva hasta el barranco de Arpidia, uno de los sitios más bonitos de nuestra travesía, con una vegetación salvaje e impresionante, la luz penetra escasamente en este lugar por lo que la humedad se concentra formando una selva con una gran variedad de plantas. A la media hora abandonamos el barranco por un sendero en fuerte pendiente que se encuentra en la pared izquierda del barranco y que continua ascendiendo entre los árboles del bosque de Ledrés. Al llegar a una pista forestal que acortamos por algunos senderos que cortan esta pista y siempre en mitad del bosque, hasta un curioso abrevadero con una escultura que representa una cabeza humana con una gorra donde se lee “El Guardián”. Enseguida salimos del bosque siguiendo el lindero hasta una casa en ruinas donde tomamos un descanso “La cabaña d’Escuret de Bás” (1325 m). Desde la cabaña y en dirección sur caminamos entre pastos y rebaños de ovejas hasta alcanzar una pista donde hacemos una pequeña parada para charlar con un pastor que anda dirigiendo con gran pericia a su perro pastor para organizar el rebaño. La pista nos lleva hasta el col de la Pierre de Sant Martín (1760 m), preciosa vista del Pic d’Anie y de una zona calcárea con pinos muy separados, un paisaje muy diferente del que hemos traído hasta ahora y separados por este collado. El collado es atravesado por la carretera D-132 que tomamos a la izquierda durante un kilómetro y que nos lleva hasta la estación de esquí de Arette-La Pierre de sant Martín a 1640 m, con un magnifico refugio y unas vistas maravillosas, tanto de la estación invernal y del pico d’Anie. Aprovechamos para llamar por teléfono y hacer una parada para descansar y tomar un refresco. Partimos del refugio a las 13 :15 h después de charlar un rato con la señora que lleva el albergue y su amigo, ambos estaban comiendo cuando llegamos, demasiado pronto para tres españoles. Ascendemos por una pista empedrada que sube hasta una pista de ski donde nos encontramos con la desagradable sorpresa de obras en el camino: unas personas nos dan voces desde lo alto de un montículo en el Turón de Arlás a la derecha del camino y nosotros sin saber que decían, al final nos detenemos intentando descifrar que es lo que dicen, pero nada, al rato sube una chica con cara de cansancio por haber tenido que subir hasta allí, ella nos indica que van a poner unas cargas para la construcción de una nueva pista de ski, que debemos de dar la vuelta, rodear el Arlás y volver a encontrar el camino, así lo hacemos pero no pensamos que iba a ser tan complicado volver a encontrar las marcas, pero damos con ellas aunque perdemos mas de una hora en ello, al ver los colores rojo y blanco, nos alegramos más que los seguidores del atletic. Saliendo de las pistas entramos en una zona de lapiaz, impresionante, un paisaje lunar con una roca agrietada con temibles agujeros hechos por el agua y el viento. Esta zona se llama los Arrés de Camplong. Para salir de esta zona de lapiaz lo hacemos por el Paso de l’Osque 1922 m, es majestuoso impresionante a lo lejos, aunque al llegar a él, es menos complicado de lo que parece, aún llevado bastante peso como llevamos nosotros, aunque hay que hacer una pequeña trepada. Al voltear el paso en 15 minutos llegamos al Pas d’Azus 1873 m espléndidas vistas desde otro ángulo del Pic d’Anie, del Soumcouy y del Coutendé, también se divisa a lo lejos el Midi d’Ossau, la vista es espectacular y el descenso, al principio se hace por una cornisa y después en zigzag hasta llegar a la parte alta del valle donde se encuentra la cabaña del Cap de la Batí, donde llenamos la cantimplora y hacemos una pequeña parada, también descansan dos chicas y un chico que vimos hace unos días en el col bagargiak, puede que estén haciendo algo parecido a lo nuestro. Nos preparamos para descender a Lescum, un largo descenso de 800 m . En mitad descenso pasamos por el refugio de Labérouat, aunque parecía que estaba cerrado, hacemos una nueva parada y aprovecho para colocarme un pantalón largo pues el sol se ha cebado conmigo, me ha quemado las piernas y creo que me he llevado medio sol de Francia. Al final del valle giramos a nuestra izquierda y enseguida vemos el pueblo de Lescum con sus techos de pizarra, bonito pueblo y estratégicamente situado. Buscamos la Maisón de la Montagne que es el gîte d’etape que tenemos para dormir, una casa muy grande de piedra, bastante bonita aunque la habitación donde dormimos deja un poco que desear, pero la cena es muy buena basado en ensalada, pechuga de pollo a la crema y judías verdes a la vinagreta. Hemos hablado con el dueño para que nos cambie de habitación para evitar a Pepe y dejarlo solo con sus ronquidos, ya llevamos dos días sin dormir.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta