Dificultad técnica   Difícil

Tiempo  5 horas 3 minutos

Coordenadas 6919

Fecha de subida 28 de abril de 2014

Fecha de realización abril 2014

-
-
763 m
139 m
0
4,6
9,1
18,2 km

Vista 3196 veces, descargada 102 veces

cerca de San Lourenzo de Barxacoba, Galicia (España)

Fecha realización: 27 de Abril del 2014

Datos técnicos:

Distancia: 18,21 Km
Ruta Circular: Si
Grado de dificultad: Dificil
Acumulado vertical positivo: 646 m
Acumulado vertical negativo: 646 m
Altura máxima: 763 m
Altura mínima: 139 m
Tiempo corriendo: 3h 02m
Pausas para visita y fotografía: 2h 01m
Tiempo total: 5h 03m

Descripción:

La ruta parte del albergue “A Fabrica da luz” nombre que viene de la hidroeléctrica sobre el río Mao que le dio nombre.

“A Fábrica da Luz” es una de las primeras infraestructuras hidroeléctricas construidas en Galicia. Entre los años 1914-1916, la empresa “La Gallega” construyó “A canle vella” para canalizar el agua del Río Mao y descargarla en la Fábrica da Luz, convirtiéndose en un hito tecnológico, social y arquitectónico en la zona. Posteriormente pasó a ser propiedad de Gas Natural Fenosa.

La empresa cedió el uso de la antigua central de Barxacoba y sus terrenos al Concello de Parada del Sil para fines turísticos y lúdicos. Así, se convierte en un albergue turístico y un centro de exposiciones y formación ambiental, utilizando el parque de la central para actividades lúdicas y de turismo activo.

El ahora albergue de "A Fábrica da Luz" antes fue utilizado como el hogar de los encargados del mantenimiento de la central, sus instalaciones rehabilitadas en 2011 dando lugar al actual edificio.

La actual pasarela de madera colgada en la ladera, en su escarpada orilla izquierda aguas abajo, se construyo aprovechando una parte del antiguo canal de agua que llega a la “Fábrica da Luz”, conocida antiguamente con el nombre de la “Central da Escalada” cuando esta aún pertenecía a la empresa “La Gallega”. Esta tiene una longitud aproximada de unos 850m y el paseo sobre la misma ofrece unas inmejorables vistas de la zona.

Finalizado el tramo de las pasarelas de madera seguimos camino por un sendero señalizado denominado “sendero fluvial sobre el río Mao” siguiendo su margen izquierda en el descenso que lo llevará a desembocar al Sil.

He de decir que en algunas partes esta ruta está señalizada por las típicas pinturas amarilla y blanca o postes indicadores y es referida como la “ruta do cañon do río Mao”, pero hay que observar que no existe una continuidad en la señalización y que incluso en algunos lugares hay referencias a tramos abandonados y repletos de maleza, por lo que para seguirla es aconsejable un GPS.

Nada más giramos hacia el Oeste sobre el cañon del Sil emprendemos camino de subida, en primer lugar en dirección a “San Lourenzo de Barxacova”. En nuestro camino atravesaremos viñas a través de sus terrazas cuyo nombre local es el de “pataos”. Llegar a “San Lourenzo” subiendo por un pequeño “carreiro” que cruza estos “pataos” es una sensación que al menos a mí me sobrecoge. Encontrarte con este pequeño y abigarrado núcleo de población sobre tan reducido terreno con tan fuertes desniveles a sus lados te hace pensar de lo dura que tuvo que ser la vida de nuestros ancestros, en estos lugares antes de que las excavadoras hicieran las actuales pistas de acceso.

Me llama la atención la presencia de capilla y cementerio junto a las viviendas, en esa tradición tan del rural gallego en donde las familias tiene tan próximos a sus difuntos en bonitos cementerios perfectamente integrados en la aldea.

Abandonamos “San Lourenzo de Barxacova” y emprendemos camino en continua subida a través de senderos que nos llevarán al núcleo de “A Miranda” para luego tomar dirección a “Forcas”.

Antes de llegar al pueblo de “Forcas” me encuentro con otro de esos pequeños cementerios tan bonitos y poco después la Iglesia de “San Mamed de Forcas”, en un lugar de lo más agradable para esa misas de domingo en donde se reúnen los vecinos del lugar.

Dejamos atrás “Forcas” para ir al encuentro con el cañón del río Mao. En la ruta de aproximación iremos un tramo paralelos al nuevo canal de agua que viene del “Encoro de Edrada” hasta dar con un poste indicativo del sendero a seguir en descenso, teniendo que bajar unos 150 metros en dirección al río Mao. Al final de la bajada nos encontrándonos con un molino abandonado y un canal colgado sobre la ladera izquierda del cañón que abastecía de agua a la antigua central de “A fábrica da luz”. Este antiguo canal será el camino que seguiremos hasta poco antes de llegar a “San Luorenzo e Barxacova” y que nos servirá de mirador privilegiado sobre tan impresionante lugar.

En muchas ocasiones nos veremos tentados a ir por la parte superior de la pared del canal (que tiene un ancho aproximado de 1m) ya que el interior, después de tantos años de abandono tiene bastante maleza, lodo y piedras que fueron desprendiéndose de la ladera. En algunos tramos esto es viable ya que hay algún margen de terreno a la derecha del mismo antes de la caída al vacío, pero en otras mucha ocasiones nos veremos obligados a ir por dentro del mismo, ya que desde la pared hay precipicios de una altura considerable. Dicho esto, no es que la ruta tenga especial peligro siempre que se guarden las precauciones que el sentido común indica. Pero eso si, si uno tenia pensado hacer la ruta con niños pequeños que se lo quite de la cabeza.

Dejando atrás estos detalles, la verdad es que este antiguo canal es un balcón inmejorable para visitar el cañón del Mao. Lo malo es que el paso del tiempo lo va deteriorando, esperemos que los tiempos mejoren y se pueda invertir algún dinero en la restauración de estos antiguos canales para su explotación turística.

Poco de llegar a “San Lorenzo” vemos más abajo sobre una peña del cañón los restos arqueológicos de la Capilla y necrópolis de “San Victor de Barxacova”, un poco más adelante hay un poste indicador en el camino que nos señala el desvío a tomar para visitar estos restos.

En la ladera opuesta hay otro peñasco llamado la “Pena do Castelo”. Por lo visto Fue un lugar de paso desde tiempo atrás. Cerca del camino que va hacia el puente románico de Canceliñas fue encontrada la espada de Forcas (edad del bronce), y en el propio recinto aparecieron restos de tejas romanas. Se baraja la teoría de que tuviese su origen como lugar de observación del paso del río Mao, junto con el peñasco de la Pena do Castelo.

La capilla y la necrópolis pertenecieron al Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil. A su vez, hasta el siglo XII perteneció al monasterio de San Lorenzo de Barxacova, que en ese momento pasó bajo el dominio de la orden de San Juán de Jerusalén.

No se sabe en que momento se abandonó. Según la tradición oral, las piedras de las paredes de la capilla estuvieron en pie hasta el siglo XIX. A comienzos del siglo XX se construyó sobre el peñasco una base de cemento para una torre eléctrica, que en este momento ya esta retirada.

Finalizada la visita a la necrópolis de “San Victor” descendemos por un bonito sendero que nos llevará de regreso a “San Lourenzo” y desde aquí emprenderemos ruta al punto de partida, primero bajando a través de las terrazas de las viñas para después seguir por un amplio camino hasta encontrarnos con unos postes indicadores del sendero a seguir para llegar a la carretera que da acceso a las instalaciones de “A fabrica da luz”.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta