Dificultad técnica   Moderado

Coordenadas 1539

Fecha de subida 26 de mayo de 2014

Fecha de realización mayo 2014

-
-
92 m
1 m
0
7,9
16
31,56 km

Vista 5053 veces, descargada 231 veces

cerca de Santander, Cantabria (España)

Partiendo de la Catedral de Santander continuamos por el Paseo Pereda atravesando los Jardines y el Centro Botín hasta llegar al Puerto Deportivo. Una vez allí tomamos la Calle Castelar que, dejando a un lado el Palacio de Festivales de Cantabria, nos conducirá hasta Reina Victoria. Según vamos avanzando por dicha calle encontramos a mano izquierda algunos ejemplos de casas señoriales de Santander, destacando sobre todas ellas el Hotel Real, situado en lo alto del paseo de Pérez Galdos. A mano derecha podemos disfrutar de unas excelentes vistas a la bahía de Santander, la isla de la Horadada, la isla de los Ratones, Somo, el Puntal, el cabo de Ajo, la Cordillera Cantábrica y en días despejados los Picos de Europa.

Dejando a mano derecha la Playa de Los Peligros y la península donde se encuentra el Palacio de la Magdalena, continuamos el trayecto atravesando la Playa del Camello, conocida así por la forma de una roca que le presta el nombre, hasta llegar a la Playa del Sardinero. Mientras recorremos esta playa vamos dejando atrás la Plaza de Italia, el Gran Casino del Sardinero y el Parque de Mesones hasta llegar a la rotonda que se encuentra próxima a las instalaciones del Club de Tenis de Feigón, donde tomamos las escaleras que nos llevan a la senda peatonal del faro.

Por esta senda nos dirigimos hacia la Playa de los Molinucos, para seguir bordeando el parque de Mataleñas y su campo de golf hasta llegar a Cabo Menor, desde donde se obtiene una bonita vista del conjunto de acantilados y del faro de Cabo Mayor. En la parte más alta de este tramo se encuentran vestigios de la Guerra Civil como un búnker, dos nidos de ametralladoras y restos de trincheras construidas hacia 1936 y 1937 para la defensa de Santander frente a los ataques desde el mar.

Continuamos por la senda hasta llegar a la Playa de Mataleñas, donde encontramos un mirador sobre de la playa, con fabulosas vistas de Cabo Menor, el Sardinero, la Península de la Magdalena, la isla de Mouro y los acantilados de la costa de Ribamontán al Mar. Siguiendo la senda desembocamos en el Faro de Cabo Mayor.

A esta altura del trayecto dejamos la senda del faro para enlazar con la senda de los acantilados. Tras una primera bajada que desemboca en el monumento en memoria de un grupo de Boy Scouts, seguimos en dirección al Centro Meteorologico, dejando atrás el Puente del Diablo. Continuamos por el camino que bordea los acantilados, atravesando el antiguo campo de Tiro que nos llevará hasta el Panteón del Inglés. A partir de aquí, en todo el área que comprende desde Cabo de Lata a Punta Vergajo, podemos observar mano izquierda los populares “morrios”, paredes de piedra armada en seco que delimitan las praderías, para proteger pastos y cultivos de los vientos marinos.

Continuando en línea recta por la senda pasamos junto al área de El Bocal, donde se encuentra una pequeña playa que lleva el mismo nombre, así como la cala de la Playa de la Rosamunda. Dejando atrás el Instituto Español de Oceanografía, continuamos por el camino que bordea los acantilados hasta llegar a la Playa de La Maruca, donde está localizado el Centro de Interpretación del Litoral.

En este punto continuamos el trayecto atravesando el paseo marítimo hasta llegar a los restos del Molino de Aldama, que ha modo de puente nos sirve para cruzar la ría y alcanzar un tramo de carretera asfaltada con una ligera pendiente, que desemboca en el Centro de Hípica Rostrío. A partir de ahí, continuamos siguiendo la carretera hasta llegar al cementerio de Ciriego, que rodearemos por el camino más cercano a la costa hasta llegar a La Virgen del Mar, donde se encuentran la Playa y la Ermita del mismo nombre.

Desde allí tomamos la pista de tierra que se encuentra próxima a los columpios y que discurre entre acantilados y prados. En este punto del camino, consideramos necesaria la realización de una labor de acondicionamiento y desbroce en un segmento del trazado. Partiendo de aquí, continuamos por el sendero que desciende hasta enlazar con un puente de madera que conduce, dejando atrás una ermita y los restos de un viejo molino, hasta la Playa de San Juan de la Canal.

Continuamos el camino que atraviesa junto a un área de recreo hasta llegar a una carretera asfaltada que bordea la playa por su margen izquierdo y ascendemos hasta llegar a una zona de prados que nos lleva, por un sendero próximo a los acantilados, hasta la Playa de Covachos. Una vez allí, tomamos el camino que transcurre junto a la hasta llegar a la Playa de la Arnía, donde podremos disfrutar de unas maravillosas vistas del litoral y de la plataforma de abrasión.

Una vez en el aparcamiento de la Playa de la Arnía, continuamos por carretera asfaltada dejando a mano izquierda el camping de caravanas hasta llegar a un cruce, donde habrá que girar de nuevo a la izquierda atravesando un área de urbanizaciones y posteriormente a la derecha, dejando atrás la Playa de Portio y la Playa de Cerrias.

Continuando por el mismo sendero llegamos a la Playa de Somocuevas, para seguir ascendiendo entre praderías hasta alcanzar el vértice geodésico. Una vez allí, descendemos hacia la Playa de El Madero, donde podemos observar un bufón, formación geológica consistente en un orificio vertical localizado en las proximidades de la costa.

Continuamos por caminos de tierra, pasando junto a la Playa de Canallave, hasta alcanzar el Parque Natural de la Dunas de Liencres. Una vez en el mismo, seguimos por pista asfaltada hasta tomar el Sendero del Arroyo Ganzarros localizado a mano izquierda. Atravesando los pinares llegamos hasta el aparcamiento de la zona alta del parque, donde enlazaremos con la carretera autonómica CA-231 que nos llevara hasta el pueblo de Boo de Pielagos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta