Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  6 horas 39 minutos

Coordenadas 545

Fecha de subida 8 de junio de 2014

Fecha de realización junio 2014

-
-
2.040 m
1.262 m
0
3,6
7,2
14,32 km

Vista 2003 veces, descargada 88 veces

cerca de Benasque, Aragón (España)

Tras pasar el puente de San Jaime, situado a unos 3 km de Benasque, se toma una pista de servicio asfaltada durante un pequeño tramo, siguiendo el sendero GR-11. Tras avanzar unos 650 m se puede seguir se llega a un cruce. Se puede seguir en la misma dirección para seguir después un sendero que asciende por unos peldaños. Se puede seguir alternativamente la pista que desemboca en un camino que va introduciéndose en el valle de Estós.
Tras caminar 1 km, se puede observar el brusco descenso del canal de Chuisé sobre el río Estós. Las avalanchas de nieve forman un nevero que hasta la década de los 70 por lo menos, se mantenía hasta final del verano a una altitud de 1340 m. El 7 de junio de 2014 un formidable nevero cubierto superficialmente por hojas de pino, ramas, y alguna roca desprendida, yacía en el cauce.
El camino a veces cementado y protegido por un muro y una alambrada avanza por el desfiladero, pasando junto al embalse de Estós. El fuerte deshielo produce un fuerte caudal.
Antes de cruzar la palanca (puente) de Aiguacari (1,9 km) se divisa entre las copas de los pinos y abetos la impresionante mole granítica del Perdiguero (3.220 m). Tras avanzar 2,8 km se pasa junto a la cabaña de Santa Ana. Después se va abriendo el panorama de las cumbres. Además del Perdiguero la cresta y Tuca de Gargallosa junto al Perdiguero y, en un segundo plano, el pico Seil dera Baquo (3.110 m).
El camino avanza un tramo entre praderas, llegando a la Fuente Coronas, en donde se ha hecho un rústico canal en el interior de un estrecho tronco inclinado sobre un abrevadero que transporta el agua.
Allí se puede llenar la cantimplora.
El ancho sendero llega a un cruce (3,9 km) del camino que va hacia el refugio de Estós de la F.A.M. y el que gira a la izquierda y asciende a los ibones de Batisielles, que genéricamente suele incluir a los ibones de Escarpinosa. El camino aumenta su pendiente entre el bosque y después de superar 160 m en desnivel, se alcanza la palanca de los Carboneros (5,0 km) que cruza el barranco de l’Aigüeta de Batisielles.
Tras cruzar el puente el camino realiza numeroso zig-zags para superar un desnivel de 140 m. El camino por fin llanea para alcanzar el Ibonet de Batisielles (5,6 km; 1h 50 min) a una altitud de 1.880 m, con las cimas de las Tucas d’Ixeia como fondo.
El sendero rodea por la derecha el Ibonet y va ascendiendo hacia los ibones de Escarpinosa. Hay que prestar atención a los mojones en este tramo de camino que busca los lugares más fáciles entre las rocas graníticas y los pinos para llegar a Escarpinosa.
Volviendo la mirada sobre nuestros pasos, veremos emerger más y más entre las altas copas de los abetos o de los troncos desnudos de aquellos abatidos por los rayos, la mole del Pediguero, el Perdigueret y el Pico de Estós (2.530 m).
El cauce de l’Aigüeta de Batisielles se estrecha y el barranco tiene que sortear un brusco descenso en una bella cascada antes de sumirse en el llano que conduce al Ibonet. Tras ascender por un camino empinado se llega al llano donde se encuentra en ibón Azul de Escarpinosa (6,9 km; 2h 44 min). Un rústico puente permite cruzar el barranco de l’Aigueta de Batisielles y rodear por un sendero el muro que separa el Ibón Verde de Escarpinosa con el ibón Azul. En esta época del año el ibón Verde rebosa su nivel normal y vierte al ibón inferior a través de una hendidura. En ese punto se abre una majestuosa vista con el ibón Azul de Escarpinosa y la mole del Perdiguero nevado y los abetos de su orilla norte reflejándose en el agua. En el mes de julio, las rocas laterales de esa hendidura, vestidas de rododendros, estallan en flores rosas, dando una mayor belleza al paisaje.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta