Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  3 horas 34 minutos

Coordenadas 1481

Fecha de subida 27 de agosto de 2014

Fecha de realización agosto 2014

-
-
254 m
-6 m
0
5,4
11
21,5 km

Vista 3772 veces, descargada 85 veces

cerca de Baltezana, Cantabria (España)

ONTON CASTRO-URDIALES (21 kms)

Esta es la primera etapa del Camino del Norte por Cantabria aunque ya llevamos unos diez días caminando desde Irún. El último albergue del País Vasco, lo hemos dejado en Pobeña, seis kilómetros atrás y no está abierto todo el año, así que en invierno, para llegar a Ontón ya habremos caminado desde Portugalete, 18 kilómetros. Teniendo en cuenta que para llegar al albergue de Castro-Urdiales desde aquí hay otro tanto, casi 20 kms, muchos peregrinos impacientes o cansados, podemos, en este punto, escoger entre continuar por el arcén de la N-634 hasta Saltacaballo y Mioño, donde es posible tomar una senda que nos acercará antes hasta Castro. Si queremos disfrutar del Camino de Santiago en sí, lo haremos por la CA-523.

Esta etapa pasa por: Baltezana, Otañes, Santullán y Sámano.

La ruta de hoy es cómoda, con todos los servicios de restauración, fuentes, áreas de descanso y sin grandes desniveles.

Destacamos un miliario romano que señala la distancia entre Pisoraca (Herrera de Pisuerga) y Flavióbriga (Castro-Urdiales) en la plaza de Otañes, la vía verde Castro-Traslaviña de 11 kms y que es un bonito paseo por el trazado de las antiguas vías del tren, con áreas de descanso, sombras y fuentes.
Por último la bella Casto- Urdiales. Una vez llegados al Toki Eder, palacio observatorio de principios de siglo XX, elegimos si continuar por el paseo marítimo o por el trazado oficial, es decir, las antiguas casas de pescadores, estrechas en fachada y profundas, construídas así porque los impuestos se pagaban por ventanas. Hoy es zona de vinos y tapas. Castro es una Villa con edificios reseñables, muchos de aires modernistas, y otros con empaque del Medievo, como son la Iglesia de Santa María, el Castillo-faro y la Ermita de Santa Ana.

La Iglesia de Santa María, parece una Catedral y es uno de los pocos ejemplos de Gótico Normando en Cantabria (más adornado al estilo de la Catedrales Castellanas en alabanza a Dios-Amor Padre que nos une y opuesto en aires al de Santo Toribio de Liébana, austero (Cisterciense) que invita al recogimiento en el Dios-Amor que nos habita.

Antes de llegar al Albergue de Castro, vemos dos playas, todo invita, si hace calor, a un chapuzón. El Albergue de Castro Urdiales se encuentra junto a la plaza de toros.










El monumento

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta