Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  5 horas 37 minutos

Coordenadas 6757

Fecha de subida 27 de noviembre de 2014

Fecha de realización noviembre 2014

-
-
1.677 m
1.117 m
0
1,9
3,7
7,45 km

Vista 1443 veces, descargada 78 veces

cerca de Carande, Castilla y León (España)

Ascensión al Gilbo desde Horcadas. Ascenso por la vía normal de la cresta occidental y descenso por la vía normal de la cara norte (fácil).
Subida (opcional) a la Peña Sarnosa (moderado).
El ascenso al Gilbo y su descenso por las vías normales se puede considerar una actividad de senderismo.
La subida a la Peña Sarnosa, aunque corta, es ya una actividad alpina.

Más información sobre esta ruta en www.endefensadelasmontanas.com.

Inicio
La localidad leonesa de Horcadas (municipio de Riaño)

De Horcadas al collado bajo del Gilbo
En la parte alta de Horcadas, tiramos por la pista que sale del pueblo entre la iglesia y el cementerio. Enseguida, el camino se bifurca. Cogemos el ramal de la derecha, pese a que es el de la izquierda el que esta señalizado como la ruta al collado del Baile. Lo cierto es que los dos caminos se reencuentran más arriba, pero el de la derecha es mejor y más corto.
La pista asciende por un bosquecillo y sale a una zona despejada (las Pecinas), donde hay una fuente y buenas vistas del Gilbo (1.257 m). Seguimos por la pista descartando el primer desvío a la izquierda. Un poco antes de entrar en el bosque, cogemos el siguiente.
Sin niebla, no hay pérdida posible pues tenemos la mole del Gilbo como perfecta referencia. Ascendemos, primero, por una pista y, después, por trochas señalizadas con hitos. Tenemos que ganar un collado que se abre, algo más arriba, a nuestra izquierda, en la base de las paredes del Gilbo.

Del collado bajo a la cima del Gilbo
En la vertical de dicho collado, la pendiente es menos compacta (con numerosos hitos y huellas de paso) y se alcanza sin problemas la cresta occidental de la montaña.
La cresta se hace andando. Al principio es bastante ancha, pero progresivamente se va estrechando y haciendo más aérea. Resulta aconsejable un cierto hábito al vacío. Con los nervios templados, no debería haber ningún problema. Si no se tiene experiencia, conviene evitarla con la roca mojada.

De la cima a la Pedrera
Bajamos por la vía normal de la cara norte, más fácil aún que la cresta occidental.
Para ello, descendemos al collado entre las dos cumbres del Gilbo. Aquí tiramos por la pina canal que desciende hacia el embalse. Hay que estar atentos porque, al poco de bajar por ella, debemos desviarnos a la derecha para seguir descendiendo por la característica rampa de la cara norte. La ruta está muy señalizada (quizás en exceso) y casi toda la bajada se hace por sendero.
Llegamos así a la Pedrera, el amplio collado entre el Gilbo y la Peña Sarnosa.

De la Pedrera a la cima de la Peña Sarnosa
Este tramo es opcional y mucho más difícil que el resto de la ruta. Se puede omitir y bajar tranquilamente al Prado de la Collada por el sendero que sale desde la Pedrera.
Nos situamos en la base de la Peña Sarnosa, en el otro extremo del collado. Lo más complicado es superar el muro inicial (III). Vamos trepando por buena roca hasta una pequeña terraza, desde donde rodeamos el resalte final por la izquierda (norte). Ya en la cresta, siguen un par de pasos más fáciles para superar sendos escalones, un ligero descenso y un tramo donde la arista se estrecha. Luego, la dificultad disminuye y, ya sin problemas, se alcanza la roma cima de la Peña Sarnosa, lugar donde medra una sabina.

Descenso de la Peña Sarnosa
El descenso es poco intuitivo. Bajamos por la ladera meridional, primero, hacia la derecha. Enseguida giramos a la izquierda para coger una rampa herbosa por la que se baja bien. La rampa termina en terreno casi cortado. Giramos entonces a la derecha para subir un poco por una llambria. Seguimos subiendo otro poco, siempre en dirección al Gilbo, para alcanzar unas canaletas por las que se desciende a otra rampa, menos inclinada, que nos saca a las praderas.

De las praderas a Horcadas
Un relajado paseo nos conduce al Prado de la Collada (muy cerca se encuentra el chozo de Risosa). Seguimos por la pista en dirección a Horcadas, y, tras pasar por la generosa fuente de Coto Rubio, enlazamos con el itinerario de subida muy cerca de las Pecinas.

Más información sobre esta ruta, Picos de Europa y la montaña en general en www.endefensadelasmontanas.com.


1 comentario

  • Foto de zakilarri

    zakilarri 18-jul-2015

    Simpática excursión para una mañanera. El Gilbo es francamente bonito

Si quieres, puedes o esta ruta