Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  6 horas 38 minutos

Coordenadas 1453

Fecha de subida 9 de diciembre de 2014

Fecha de realización diciembre 2014

-
-
1.687 m
1.302 m
0
4,0
8,1
16,1 km

Vista 635 veces, descargada 21 veces

cerca de San Rafael, Castilla y León (España)

Ruta circular desde San Rafael (Segovia), empezamos desde el final de la calle Calzada, primero se asciende por el pequeño barranco por donde discurre el arroyo de la Gargantilla hasta llegar al collado que da nombre al arroyo. Desde aquí se toma la antigua pista asfaltada que conduce a la cumbre de Cueva Valiente. En una curva donde la pista se dirige hacia el norte, abandonamos dicha pista para dirigirnos hacia el sur más o menos, pasamos por una zona con unos promontorios rocosos donde abundan fortificaciones de la Guerra Civil. Seguimos prácticamente campo a través por el bosque de pinos, cruzamos la pista que va hacia la carretera de Peguerinos, por la que se podría ir hasta nuestro destino, pero en cambio vamos siguiendo el arroyo del Chuvieco que transcurre por el pinar haciendo bonitos meandros, en un momento dado debemos cruzar el arroyo por algún sitio accesible, seguimos por la otra rivera en dirección al embalse de Cañada Mojada, cerca del embalse tomamos una pista que continua en nuestra misma dirección, encontramos una pradera con un cruce de caminos y a la derecha cerca de los arboles se encuentra el refugio de las Esquinillas, donde aprovechamos para comer y descansar un rato, desde aquí iniciamos el regreso por un camino distinto. Tomamos la pista que esta más cerca del refugio y continuamos ahora en sentido contrario al que llegamos aquí, despues la pista se abandona y se sigue por un pequeño sendero marcado con hitos, siempre dejando a nuestra izquierda un pequeño arroyo, llegamos a la parte alta de esta sendero donde encontramos y una bonita pradera con unas curiosas lagunas estacionales, las Lagunillas de Peguerinos, en este momento las lagunas están repletas de agua, el suelo y los arboles blancos por la nevada que acaba de caer, seguimos hacia el norte, cruzamos otra pista y posteriormente pasamos por una puerta que hay en la alambrada que separa Ávila de Segovia, pasamos por el collado de las Lagunas y se desciende por un pequeño sendero siguiendo el cauce del Arroyo del prado, viendo que el sendero sigue por la ladera opuesta, bajamos hasta el arroyo para cruzarlo y recortar un poco el recorrido hasta coger el denominado Camino del Ingeniero por el que volvemos hasta el punto de partida.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta