Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  6 horas 56 minutos

Coordenadas 2327

Fecha de subida 4 de enero de 2015

Fecha de realización enero 2015

-
-
1.341 m
406 m
0
4,3
8,6
17,14 km

Vista 1564 veces, descargada 61 veces

cerca de Campillo de Mena, Castilla y León (España)

… … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … …
Al Zalama, atravesando pistas, campos de argoma, y otras penalidades.
La Mana | Zalama desde Las Bárcenas de Campillo

DE UN VISTAZO
Los Montes de Ordunte los componen una sucesión de elevaciones que de SW a NE forman las estribaciones de la Cordillera Cantábrica. Con cotas superiores a los mil metros, es Zalama su máxima altura con 1336 msnm. La vertiente norte de estas cumbres es un abarrancado muro donde encallan las nieblas procedentes del mar Cantábrico, empapando los montes y creando sus peculiares turberas. Las lomas situadas al sur presentan un relieve menos accidentado facilitando el asentamiento de densos bosques de roble marojo, junto a los prados siempre verdes del Valle de Mena.

RESUMEN DE LA RUTA
La ruta de hoy la iniciamos en el recóndito lugar de Las Bárcenas de Campillo. Por amplia pista ganadera subimos en dirección noroeste (NW) hasta llegar a unos rediles donde giramos a noreste (NE). Cuando observamos que la pista nos aleja de nuestro objetivo, decidimos tomar una senda herbosa que se dirige a los últimos robles en lo alto de la ladera. Desde este punto ganamos el cordal y, seguido, la cota sin buzón de La Mana. Ya sólo nos queda superar el collado que nos separa del Zalama.

El regreso lo improvisamos cruzando pistas en perpendicular al fondo del valle, hasta encontrar el cauce del río Ordunte y la cascada de Aguasal. Desde aquí, el camino se dirige hacia Campillo de Mena, con una sola bifurcación, a Las Bárcenas de Campillo, de donde salimos hace ya algunas horas.

PASO A PASO | WAYPOINT
[km 0.0] Las Bárcenas de Campillo | BARCENAS
[km 0.3] Portón ganadero | PORTON
[km 3.6] Rediles subiendo | REDILES
[km 4.1] Abandonar la pista | IZQUIERDA
[km 4.5] Derecha, hacia donde aflora una línea de piedras | DERECHA
[km 5.0] Por el cordal | CORDAL
[km 5.5] La Mana, cota 1202 | LA MANA
[km 6.1] Collado de La Mana | COLLADO
[km 7.0] Terreros Negros | TURBERA
[km 7.8] Cumbre de Zalama 1336 | ZALAMA
[km 8.5] Regresando campo a través | BAJA
[km 8.7] Cruzando pista | PISTA
[km 9.0] Pista | PISTA
[km 9.3] Abandonar cómoda pista por tramo de arbustos pinchudos | TROCHA
[km 9.7] Otra pista | PISTA
[km 9.9] Saliendo del pinar a una vaguada, a la derecha | VAGUADA
[km 10.2] A la izquierda | IZQUIERDA
[km 10.2] De nuevo a la izquierda | PISTA
[km 10.5] Encrucijada y a la izquierda | IZQUIERDA
[km 10.8] Derecha bajando entre pino | DERECHA
[km 12.0] Centro, barro total | CENTRO
[km 12.4] Torrentera del Ordunte | RIO
[km 12.7] Salto de Aguasal | AGUASAL
[km 14.6] Atención a este desvío | OJO
[km 15.4] A la izquierda improvisando durante ochocientos metros | IZQUIERDA
[km 16.2] Salida al camino | CAMINO
[km 17.1] Fin de la travesía

[km 0.0] Las Bárcenas de Campillo, un rincón perdido entre las estribaciones de los Montes de Ordunte y la ladera umbría del monte Alto del Cabrío. Una casa y un puente sobre el río Ordunte: sombra y silencio. Arriba, iluminada por los primeros rayos del amanecer, la alomada cumbre del Zalama, al cual nos encaminamos en dirección oeste (W), al encuentro del cauce del arroyo de Santiago el cual vadeamos para pasar un
[km 0.3] portón ganadero. En dos zancadas tomamos un camino a la derecha. Éste sube por un robledal con algún llamativo acebo cargado de frutos rojos. Vamos alejándonos del pueblo aún sin asomo de vida. A nuestra izquierda se oye el rumor del agua corriendo por el cauce del arroyo Lagarma. Llegando a un cruce de caminos optamos por ir hacia el camino que, pasando junto a unos
[km 3.6] rediles, va ganando altura y se dirige al noreste (NE). Saliendo del bosque el camino persiste en esa dirección por lo cual nos decidimos a
[km 4.1] abandonarlo para continuar hacia los robles situados a mayor altitud, donde media docena de caballos pastan en semilibertad. Junto a los últimos árboles, en una especie de rellano se pierde toda huella de camino o sendero. Intuimos que alguna trocha habrá yendo hacia la vaguada pero, ¿si no fuese así? Para ir a lo seguro, aunque dando más rodeo, vamos
[km 4.5] a la derecha, hacia donde asoma una línea de piedras.
Penosamente, paso a paso, vencemos el exigente desnivel. Por fin, alcanzados los últimos metros, divisamos las campas de Salduero. Variamos la dirección a noroeste para ir
[km 5.0] por el cordal, subiendo inapreciablemente a la cota
[km 5.5] La Mana, también llamado Lamana y Maza de Umadermia. Enfrente tenemos próxima la cima del Zalama. Para llegar a ella antes debemos descender al
[km 6.1] Collado de La Mana y superar una pronunciada pendiente de tierra negra. Llegando a la turbera vallada de
[km 7.0] Terreros Negros continuamos en paralelo a la empalizada hasta salir por el extremo opuesto ya con vistas al vértice geodésico y buzón del
[km 7.8] Zalama. El horizonte azul y claro nos permite poner nombres a las cotas más conocidas: Castro Valnera y los Altos del Asón, en la Cordillera Cantábrica; al sur los Montes de la Peña; San Lorenzo, de perfil inequívoco, en la Sierra de La Demanda; Gorbea; montes del Duranguesado… Al norte, bañado por el mar, el monte Buciero de Santoña.
Volvemos sobre nuestros pasos hasta el waypoint
[km 8.5] Regresando campo a través para desde aquí comenzar el descenso entre brezo, helechos y, lo más espinosos del asunto, la pinchuda argoma… Seguimos bajando,
[km 8.7] cruzando pistas perpendicularmente; llegando a otra
[km 9.0] pista, la cual enseguida debemos
[km 9.3] abandonar para encarar otro tramo de arbustos acerados, y por fin,
[km 9.9] saliendo del pinar a una vaguada, a la derecha, avanzamos por la misma para girar
[km 10.2] a la izquierda en dos ocasiones, casi simultáneamente, bajando por una especie de cortafuegos y desembocando en una pista más ancha que nos saca a una
[km 10.5] encrucijada, y a la izquierda y en pocos metros cambiar a
[km 10.8] la derecha, zigzagueando por pinar. Nos metemos por terreno embarrado, o lo que es igual, por el camino del
[km 12.0] centro, rodeando una vaguada donde retumba el ruido sordo de una corriente encajonada, es la
[km 12.4] torrentera del río Ordunte. Las últimas lluvias han llenado los regueros y éstos, ahora en una misma corriente, bajan impetuosos por el cauce abarrancado cayendo en el espectacular
[km 12.7] Salto de Aguasal, al cual se le une por la izquierda otro caudaloso arroyo, formando juntos un profundo despeñadero.

En el camino, después de cruzar el puente encontramos un perro de caza, probablemente perdido:
Pancho?…Sombra?…Tobby?… Después de recitarle todo el santoral perruno el animal nos mira sin mostrar el mínimo interés cuando le llamamos. Se pega a nuestro lado y camina cuando nosotros caminamos; si nos paramos él se para. A veces, olisqueando el aire, como si supiese de un rastro conocido. De pronto sale trotando monte arriba, remueve la hojarasca, parece que ha encontrado algo… y al poco vuelve, sin más, para seguir nuestros pasos.
Así andamos por el camino, mezcla de piedra suelta y barro, cruzando un bosque mixto de hayas, robles, algún tejo, y encinas; sumido todo en una alta humedad propiciada por el río y la umbría del Alto del Cabrío que a estas horas de la tarde cae sobre el valle.

Vamos perdiendo altura imperceptiblemente, e igualmente, sin darnos cuenta, nos saltamos
[km 14.6] atención a este desvío. Por inercia hemos seguido la dirección que traíamos y ahora debemos ir
[km 15.4] a la izquierda, improvisando durante ochocientos metros,
bajando por una vaguada entre arbustos y ramas.
En esto que oímos voces. Alguien grita en la espesura:
–Leal! Vamos. Ven, Leal!
–Leal!
El chucho reconoce la voz de su amo, y nervioso corre de un lado a otro buscando el mejor camino al encuentro de su dueño…

Solos, nos internamos entre el boscaje. Enseguida damos con la
[km 16.2] salida al camino, camino igualmente embarrado. Cruzamos el río Ordunte, el arroyo de Santiago, abrimos el portón y damos por finalizada esta marcha, una buena alternativa a las rutas clásicas: al Zalama desde San Pelayo, desde La Calera del Prado o desde Campo Calero.
[km 17.1] Fin de la travesía

COMPOSICIÓN DE LA RUTA
41.4% Pista barrizal
34.1% Campo a través, de los cuales el 8.1% cubierto de argoma
24.5% Pista de zahorra

CÓMO LLEGAR
La carretera [CL-629] Bilbao-Reinosa, a su paso por el Valle de Mena, entre los puntos kilométricos 93-94, una señal dirección Concejero nos lleva por estrecho vial hasta el enclave de Las Bárcenas de Campillo.


OTRAS RUTAS EN LA ZONA
> Burgüeno desde Pando por la senda de los carboneros
> Descubriendo el Balgerri
> Peña Mayor de Mena por el Camino Árabe (Valle de Mena)
> Peñalba de Lérdano y el As de Bastos (Valle de Mena)
> Zalama desde Calera del Prado. Regreso, por lo peor
… … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … …

2 comentarios

  • Jon Hueso 28-mar-2017

    20170328an eginda, beste lagun batekin. Aldaketa batzuk egin ditugu, baina, oro har, ibilbide ederra.

  • Foto de luis.itxina

    luis.itxina 29-mar-2017

    Gracias Jon Hueso por tu comentario. Me satisface saber que has realizado esta ruta y además te ha resultado gratificante descubrir estos rincones del Zalama.
    Un saludo y buenas rutas

Foto de ruffolina

Añade un comentario (como ruffolina)  o Haz tu propia valoración