joseat

Dificultad técnica   Fácil

Coordenadas 265

Fecha de subida 5 de enero de 2015

-
-
9 m
0 m
0
1,6
3,1
6,27 km

Vista 1324 veces, descargada 11 veces

cerca de El Saler, Valencia (España)

Este otoño, en pirineos, me vi en la necesidad de hacer un buen tramo de descenso sin botas. Contrariamente a lo que esperaba, la experiencia resultó muy satisfactoria y, salvando alguna patadita a alguna piedra o algún apoyo malo, nada dolorosa. ¿Andar descalzo? Bien, ¿por que no? Probemos.
La ruta propuesta discurre por la devesa de la albufera un espacio de alto valor paisajístico y botánico, entre pinares y dunas, volviendo por la orilla de la playa. El terreno, mayormente arenoso y algunos tramos con traviesas de madera permiten completarla sin dificultad.
Se puede dejar el coche en la entrada que queda junto a la margen derecha de la Gola de Pujol, a pié de sendero. También se puede acceder en la linea regular del bus del perelló, parada del embarcadero, cruzando la carretera y el canal. Un cartel con el rótulo de Itinerario Botánico nos indica el inicio del recorrido. Caminamos brevemente sobre traviesas hasta alcanzar una pista de cemento, que tomamos a la izquierda hasta la pista principal (cami vell de la Devesa), que seguimos a la derecha sorteando una cadena. Apenas 100 m más alante encontramos un sendero a la derecha que discurre en paralelo y, tras cruzar otra pista y otro sendero, vuenve a desembocar en la principal.
Seguimos la pista a derecha unos 200 metros, y pasado un ligero requiebro buscamos un sendero poco claro a la izquierda. Hay un 9 en un círculo pintado en el suelo. Localizado el sendero, seguimos por el hasta alcanzar la zona de dunas.
Desde aquí, un poco a la derecha, identificamos la entrada a la playa hacia donde debemos dirigirnos de forma un poco intuitiva, siguiendo las partes más altas. A pocos metros de la entrada crecen algunas plantas con pinchos, extremaremos la atención al pisar.
Ya en la playa vovemos a la izquierda, siguiendo por la orilla hasta pocos metros altes de alcanzar la 2ª silla de vigilancia. Volveremos a adentrarnos en las dunas hasta enlazar con otro camino de cemento, que nos llevará hasta la orilla de l'Estany de Pujol. Tomamos el sendero a derecha que bordea el lago hasta una explanada, en cuya esquina veremos otro cartel señalizador y el arranque de la senda de traviesas de madera, que nos dejará de nuevo junto al coche.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta