Dificultad técnica   Difícil

Coordenadas 1904

Fecha de subida 27 de enero de 2015

Fecha de realización enero 2015

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
280 m
80 m
0
10
20
40,02 km

Vista 2693 veces, descargada 142 veces

cerca de Llombai, Valencia (España)


Era una fría mañana de Enero y un nutrido grupo de velocípedos, se disponen a surcar las tierras que antaño pertenecieron a la familia más poderosa e internacional de nuestras tierras, los Borja o Borgia.
En esta época del año se celebra un mercado medieval en la localidad de Llombai, y en estas se encontraron nuestros jinetes, pues con prontitud descubrieron que todo tipo de aventuras les esperaban en este corto pero intenso viaje, viaje que les aria adentrarse en las fauces de una montaña con caminos y sendas antaño tan recorridas, sendas que vuelven a la palestra con la explosión del deporte de montaña.
La ruta la comenzamos en Llombai, pasando por sus calles salimos para coger caminos y sendas por sus huertas, en pocos metros nos encontramos con el rio Magro que en épocas de lluvia puede llevar agua como para intentar mojarnos los pies, seguimos para adentrarnos en la sierra del Tello donde nos da como siempre la bienvenida esa torre por la que muchos damos nombre a esta sierra Aledua.
La subida la empezamos por la senda de la cadena, salimos de la senda y nos encontramos con la subida por el camino de la cañada real de Aragón, terminada la subida nos dirigimos hacia el Norte para empezar con la primera bajada de la ruta, primero por el camino del Puntal con un tramo con poca pendiente rocoso y endurero, que nos pondrá a prueba para lo que nos espera.
Empezamos con la senda de la Serp o del barranco de la Lloma Plana, senda con curvas cerradas y alguna rampa que quita el hipo senda limpia para disfrutar, salimos de la senda al camino de les Canyades, subimos camino arriba para llegar a una zona de chalets donde empezar con la bajada y llegar a la segunda senda a destacar del recorrido, llegados a este punto hay que comentar que nos dejaremos a la derecha el camino que lleva al castillo dels Alcalans, nosotros seguimos por la senda paralela al barranco de flordelís, tiene un paso rápido pero como en toda la sierra tenemos que estar siempre pendientes de las afloraciones rocosas que obstaculizan nuestra marcha.
Salimos de nuevo al camino de la cañada de Aragón otra subida para llegados arriba ahora seguir a nuestra derecha y buscar el Cami Creuer.
El cami Creuer con sus tramos de trialera con mucha roca y sus tramos más cerrados de senda limpia son un perfecto ejemplo de todo lo que nos podemos encontrar en esta sierra, más de 2km para disfrutar. La bajada la continuamos por un barranco con cantos rodados pero ciclable, es el barranco de la Canyada en su parte más baja y humeda, en cual nos saca al tramo bajo del camino de la canyada de Aragón, que por esta zona se convierte en trialera con algún paso complicado que hacer para llegar al camino asfaltado que acompaña al rio.
Tenemos al final del barranco de la cañada una zona con bancos y sombra de unos pinos centenarios supervivientes de los muchos incendios que han desolado parte de esta montaña, a escasos 5 metros empezamos con la subida al Portixol subida con tramos de mucha pendiente y el firme con mucha gravilla suelta, posiblemente una de las más complicadas de esta sierra, pero fácil de hacer a la marcha que el cuerpo aguante.
Estamos otra vez en la parte alta de la sierra y desde el mirador del Estepar podemos deleitarnos con las vistas al valle del rio Magro, que se encajona entre esta sierra para abrirse poco a poco a su paso hasta llegar al gran llano de la ribera y conectar con el Xuquer.
Como no en la zona del Estepar rodamos por sus dos sendas que con su falso llaneo y dándole al pedal nos adentra en este pequeño altiplano, donde aún se conservan tierras de cultivo en su mayoría olivares.
Empezamos a bajar por la senda del barranc del tío Traca, senda con piedra suelta que complica un poco la bajada pero ciclable, esta senda que va suavizando en cuanto a pendiente nos deja en la zona más húmeda de la sierra un barranco donde se unen todos los barrancos de esta zona para acabar vertiendo sus aguas al rio por el barranco de la Canyada.
En la zona baja de la senda que recorre los barrancos tendremos algún paso complicado de subida y bajada pero para la mayoría ciclable y como ya he dicho digno de disfrutar.
Terminamos la bajada y ya tenemos casi toda la ruta, ahora subiremos un poco para enlazar con las sendas que se acercan a la torre Aledua, ya en la parte final toca cruzar el rio que depende del agua que lleve puede hacerte mojar tus pies, siguiendo recto por asfalto a la salida de la zona de la torre podemos cruzar por un paso alto asfaltado para evitar el cruce del rio.
Entramos a Llombai y descubrimos que en nuestra ausencia el pueblo se ha llenado de huestes dispuestos a saborear cada puesto artesano y cada atracción. Con los antiguos oficios se entremezclan nuevos artesanos y personajes que como salidos de las novelas de caballería se acercan al populacho para hacer el disfrute con sus fingidas batallas, su música o incluso sus harapos.

(La historia de este pueblo en la época del medievo).

Podemos decir que poco se sabe de Llombay en los tiempos musulmanes, cuando paso a llamarse Al-Lumbair o Alumber. El único dato conocido es que Don Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como El Cid Campeador, pasó por allí, después de haber atacado el cercano castillo de Alcalá o Alcalans (de ahí el nombre de la antigua comarca) y de haber capturado a su alcaide.
Conquistada por Jaime I en 1238, en el Llibre del Repartiment de Valencia el pueblo de Llombay fue dado al Caballero Gaulabia. Su señorío fue concedido a Gonzalo García, señor de Mogente, en 1336 por el rey Pedro el Ceremonioso, con jurisdicción alta y baja y mero imperio. Hacia el final del mismo siglo XIV pasó a la familia Centelles.
El 21 de abril de 1404 tuvo lugar en las cercanías del pueblo la Batalla del Forcat, una batalla entre las familias nobles de los Centelles, a los que claramente apoyaban los habitantes de Llombay ya que eran sus barones, y los Vilaragut, que formaban parte del bando de los Soler.
A finales del siglo XV la familia Borja, más conocida por el italismo Borgia, compró la Baronía a la heredera de Guillem Ramón Centelles en 1494, es decir, que los papas Alejandro VII y Calixto III fueron, además de los líderes eclesiásticos del cristianismo católico, los barones de estas prósperas tierras.
Carlos I decidió darle a Francisco de Borja el rango de Marqués de Llombay, convirtiéndose en el primer marqués de este pueblo. Con él empezó un cambio drástico en por aquel entonces pequeño pueblo habitado mayoritariamente por moriscos a convertirse en un importante centro cultural y espiritual de la zona, gracias a la construcción del convento de los Dominicos y a la iglesia de la Santa Cruz (un importante y desconocido ejemplo del último gótico rural que queda en España).
El pueblo sufrió mucho durante la expulsión de los moriscos quedando así muy pocas familias cristianas en el lugar, propiciando así la desaparición del poblado de Aledua y el gran descenso de población en Llombay, que debió ser en parte repoblado por familias proveniente de otros pueblos del Reino de Valencia, entre ellos Torrente, o de zonas tan lejanas como el Ampurdán Catalán.

Ver más external

6 comentarios

  • Foto de Javier Suricatos

    Javier Suricatos 10-feb-2015

    Fenomenal Miguel.
    Las explicaciones y la narración de lujo. Y es que muchas veces nuestro deporte y la historia tienen que unirse.
    Un saludo.

  • Foto de lonchero

    lonchero 10-feb-2015

    Gracias por valorar Javier, se puede considerar un guiño hacia a ti, pues tu eres uno de los grandes en cuanto a dar a conocer la historia de los caminos que recorres.

  • Foto de Rubelec

    Rubelec 26-dic-2015

    Hola que tal Estoy interesado en realizar la Ruta pero me gustaría Saver en cuanto tiempo mas o menos se puede hacer sin Contar Almuerzo Gracias de antemano

  • Foto de lonchero

    lonchero 27-dic-2015

    Ésta ruta se puede hacer en unas 3h a buen ritmo sin paradas.
    Tener en cuenta que tiene bastante senda con lo que depende de la habilidad hacerla en mas o menos tiempo. Te go que decirte que las sendas no son muy difíciles y todas ciclables

  • Foto de Rubelec

    Rubelec 27-dic-2015

    Muchas Gracias la aremos tiene buena pinta

  • ant61 10-ene-2017

    Esta cae este fin de semana. Muchas gracias lonchero por tu contribución y aporte histórico.

Si quieres, puedes o esta ruta