Dificultad técnica   Difícil

Coordenadas 525

Fecha de subida 31 de mayo de 2010

-
-
1.038 m
574 m
0
8,2
16
32,65 km

Vista 2250 veces, descargada 10 veces

cerca de Alastruey, Aragón (España)

Espectacular travesía de media montaña atravesando un camino semi-olvidado que unía Botaya con Osia de Jaca. Si pisar terrenos vírgenes es un placer para los trialeros, te aseguro que sentí que en los últimos años pocas personas han tocado los muros de la pardina Legriso.
Iniciamos ruta en la carretera a Alastuey en la pardina Lardiés (puedes tomar el bus Jaca-Pamplona y dejarlo en el centro de vacaciones Pirineos) para, pasando por Alastuey, ascender a través de unas canteras y encontrarnos con la pista que viene de Arbués. Esta zona te la he descrito en otros recorridos míos. Muy bonita y sirve para calentar los músculos. Preciosos los 3 Km hasta la pardina Esporré, a los piés de la sierra de San Salvador, y la bajada por el barranco de Paternoy. Debes estar atento a la curva en la que abandonamos la pista o acabarás en la pardina Cerzún. El tramo fuera de camino es de unos 300 metros y sin apenas desnivel. Asciende un poco por la ladera que hay menos pinchos y pronto encontrarás una senda de ganado vacuno. Pisamos terrenos de la pardina Botayuela. Iniciamos aquí una pista que rodea el Plan de Arito y por la pardina Botartal nos deja en Botaya. Tras refrescarnos en el pueblo tomamos la senda que sigue el arroyo de Botaya. La senda acaba convertida en mal senderillo pero ocasionalmente aparecen marcas de PR (viejísimas y casi borradas) en algunas rocas. A nuestra izquierda el barranco de Botaya y las ruinas del Molino de Botaya. Entorno forestal muy bonito. Aislamiento extremo. Tras atravesar unos corrales derruídos la senda pasa al otro lado del cordal y llevamos a nuestra derecha el barranco de San Adrián. Ya no hay ni trazas de senda y seguimos un cortafuegos repoblado espontáneamente con sendas de ganado. Bruscamente se divisa la pardina Legriso en medio de una pradera en un altozano sobre la confluencia de ambos barrancos. Baja por la derecha y con precaución ya que hay mucho pincho y ni rastro de camino. En la unión de los riachuelos (además de refrecarte) se inician unas trías que nos llevarán a las pardinas Búbal y Altasobre en la carretera de Ena (sin pérdida). El tramillo desde Centenero a la carretera Jaca-La Peña es muy agradable. Por último hay un bar alucinante en Anzánigo. Merece una visita y sus dueños y parroquianos son, cuando menos, curiosos. La decoración con banderas precons y fotos del Caudillo y José Antonio puede resultar chocante pero le da un toque resulton al final del recorrido. Por cierto, si vas seco un tanque de cerveza con gaseosa aliviará todas tus penas. La dueña es muy amable. Vuelta en el canfranero hacia Jaca o Huesqueta, o tendrás que tenerla prevista.
Ciclable: NO
Tiempo: 4.30 horas
Valoración Atlética: 8. Valoración Paisajística y Medioambiental: 9. Valoración Subjetiva: 8. NOTA MEDIA FINAL: 8.3
OPCIONES: Empezar desde Arbués evitando la primera subida o desde Botaya eliminando la primera parte. Podría realizarse un recorrido circular desde Botaya (Botaya-Legriso-Búbal-Altasobre-Ena y volver por Plan de Arito y Botartal a Botaya)
TIENES MUCHAS FOTOS DE ESTE RECORRIDO Y SU ENTORNO EN MI PÁGINA DE PANORAMIO (usuario BEORLEGUI)

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta