• Foto de Quintanilla San García : LOS CAÑOS - PECESORIOS
  • Foto de Quintanilla San García : LOS CAÑOS - PECESORIOS
  • Foto de Quintanilla San García : LOS CAÑOS - PECESORIOS
  • Foto de Quintanilla San García : LOS CAÑOS - PECESORIOS
  • Foto de Quintanilla San García : LOS CAÑOS - PECESORIOS
  • Foto de Quintanilla San García : LOS CAÑOS - PECESORIOS

Dificultad técnica   Fácil

Tiempo  2 horas 12 minutos

Coordenadas 3984

Fecha de subida 1 de junio de 2010

Fecha de realización diciembre 2009

-
-
777 m
661 m
0
2,6
5,2
10,42 km

Vista 2255 veces, descargada 41 veces

cerca de Quintanilla-San García, Castilla y León (España)

La ruta está señalizada con distintivo verde fosforescente, con hitos en montones de piedras y lugares visibles en árboles. El recorrido total desde Quintanilla San García completa 10,42 Km. La ruta es circular y no presenta grandes desniveles, pudiendo completarse en algo más de dos horas. Es recomendable llevar calzado apropiado y líquidos.
La ruta se inicia en la plaza del pueblo dirección "Puente del río", cruzamos el río y tomamos el camino del "Molino Viejo" dirección a "Las Puentes" (en esta grabación faltan estos primeros 100 m de la ruta), seguimos por el camino de concentración y nos desviamos a la derecha (donde encontramos la primera indicación en verde de nuestra ruta para subir por la varga de "Los Caños"…

Tomamos el viejo camino asciende por la ladera y pasa por las ruinas de los corrales de “Los Caños”, antiguamente utilizados para albergar ganado ovino, muy abundante en la zona.Alcanzado el alto de la loma, tomamos perspectiva de nuestra ruta paralela al río que es visible en el valle. Si volvemos la vista atrás tenemos una panorámica del pueblo de donde partimos.
Seguimos paralelos al Valle del Pecesorios hasta topar con el valle de “Buenconcilleja”, revestido de pinares en sus laderas.
Descendemos por la ladera entre los pinos en dirección al río. Alcanzamos un vado en el río que cruzamos, probablemente mojándonos los pies, para salir al camino de regreso girando a la derecha.
Desde ese punto recorremos el camino inverso (de regreso al pueblo), esta vez por el fondo del Valle, para desembocar al lado del puente que cruzamos al principio.
INTERÉS
Esta ruta recorre el uno de los muchos valles que componen la zona de “Las Lomas”. La zona se caracteriza por un cultivo cerealista claramente predominante en el altiplano y de laderas suaves y bastante despobladas que encierran valles fértiles, jalonados de arroyos. La baja densidad de habitantes de la zona, permite que disfrutar de la soledad y de los sonidos del campo del norte de Castilla.
La vegetación de las “Lomas” es típicamente esteparia, con muchas plantas aromáticas que se alterna con zonas de repoblación de pinares y arbolado caducifolio en los márgenes de los arroyos.
Una característica de la zona es la alta concentración de fosfatos en los manantiales (agua dura), lo que podremos comprobar a lo largo de nuestro recorrido. No es recomendable su consumo, aunque el único daño que nos puede hacer, es hacernos correr cuando vayamos al servicio (antiguamente se usaba de laxante).
Especial interés reviste la floración del tomillo, del espliego, de la manzanilla, y otras plantas aromáticas a partir de mayo, pues produce una explosión de fragancias en el campo, que coincide con el momento idóneo para su recolección, para infusiones.
Es muy conveniente llevar prismáticos pues tanto por la orografía, como por la perspectiva de nuestra ruta es fácil observar la abundante fauna local. En este sentido el silencio y orientarnos contra el viento serán nuestros aliados. Corzos, jabalíes, águilas, azores, cernícalos, perdices, codornices, zorros, tejones, etc… suelen dejarse sorprender si vamos atentos.
Asimismo es posible recolectar piñones, disponibles prácticamente todo el año, en algunas de las zonas de pinar que veremos, aunque no todos los pinos son piñoneros.
Desde el alto, tenemos una perspectiva de los Montes Obarenes al Norte y la Sierra de la Demanda al Sur. Podremos reconocer en los Montes Obarenes el Desfiladero de Pancorbo y toda la línea que enmarca a la Bureba hasta la Meseta de Oña, y frente a ésta, en los días claros es visible Poza de la Sal y el Páramo de Masa. En la Sierra de la demanda destacan dos cumbres, nevadas hasta mayo, el Monte San Millán que cobija a Pradoluengo y el Monte San Lorenzo encima de Ezcaray, ya en La Rioja.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta