Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  5 horas 48 minutos

Coordenadas 1569

Fecha de subida 23 de mayo de 2015

Fecha de realización mayo 2015

-
-
1.592 m
957 m
0
4,3
8,6
17,27 km

Vista 1217 veces, descargada 68 veces

cerca de Pradoluengo, Castilla y León (España)

Salgo por la derecha del mercado de Pradoluengo, frente a la cafetería Regoluna, y subo por la calle que sale al lado del supermercado Fontecha. Serpenteo por las calles y escaleras de la ladera subiendo hasta encontar un pinar que me lleva al area recreatica de La Cascada y continuo pinar arriba siguiendo el camino marcado.

Nada mas pasar Fuente los Lobos, a 300 m, me desvío a la dcha cogiendo el cortafuegos hacia arriba que me conduce directamente al vértice geodésico donde nos encontramos con la Majada de los Ciervos.

Es dificil reprimirse y no subir a lo alto del vértice geodésico. Las vistas son impresionantes. San Millan, Trigaza, la Caseta de los Ingenieros, la Dehesa de Santa Cruz, Valmala y mucho más. La carretera de Burgos se muestra serpenteante subiendo alegre a la meseta castellana.

Siguiendo la divisoria, continúo a la izquierda y llego a la Cruz de Guirlando, El Balcón de la Demanda, donde la sierra se muestra majestuosa, impresionante.

Despues de disfrutar de las panorámicas continúo por el camino hasta "La piedra Luisito" -Zelecua-, donde cojo una senda bien indicada que me conduce a Fuente de la Berrugaña. Una mesa con bancos, colocada por la Asocioación de Montañeros de La Demanda, nos ofrece un poco de descanso. La fuente nos invita a cambiar el agua. Merece la pena cambiarla. Está buenísima !

Un poco más adelante dejamos esta senda y nos incorporamos a un camino. Bajamos un poco y nos encontramos a la dcha la entrada de la Senda de La Muñeca.

De aquí en adelante, y hasta que termine la senda, dejaros abrazar por el embrujo del entorno, por la magia de un hayedo centenario rejuvenecido en sus entrañas día a día, regenerándose a si mismo con multitud de hayas jóvenes jugueteando en busca de la luz.

Hacia la mitad de la senda comenzaréis a ver el agua manando de la tierra aquí y allá, estamos entrando en la zona de El Nacedero. Una mesa y un pequeño manantial a tu dcha señalan el camino de bajada a El Nacedero. Seguimos adelante por la Senda de La Muñeca y abandonamos progresivamente el hayedo, llegando al cortafuegos que bajándolo nos conducirá a un camino que sale a la dcha. Entramos en un pinar que poco a poco se mezcla con hayas y acebos hasta adentrarnos en el hayedo. De nuevo nos rodea una vegetación exuberante propia de un mundo mágico de tradición celtibérica; estamos en un lugar vivo, donde personas, animales y plantas comparten en paz un espacio único.

El camino nos baja con la vista agradecida y sin dificultad alguna hasta La Pasada. Lugar de buenas meriendas a la brasa para lugareños autosuficientes. Aquí nos encontramos con la Senda de los Batanes.

"El camino que vais a recorrer acompaña el curso del agua que ha sido el motor de la economía de Pradoluengo durante varios siglos. El Arroyo de Pradoluengo, rio Oropesa; de su agua, el oro pesa. Gracias a este rio se movían los batanes de donde se obtenía el paño de lana, que han hecho que Pradoluengo se conozca como La Villa Textil. Pocos restos quedan de los batanes y ahora la naturaleza es la protagonista del rio Oropesa y sus orillas."

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta